No solo alpargartas, Zapatos artesanales, Zapatos cómodos para viajar

A la rica alpargata original y divertida cocinada en Barcelona

Manoletina con animal print para mujer, muy, muy original

Manoletina con animal print para mujer, muy, muy original

Vagueando por la web, me he dado de bruces con una marca de calzado, bautizada como No solo alpargatas, emperrada (cómo no) en despachar alpargatas originales y divertidas a lo largo y ancho del mundo. Así que ni corta ni perezosa me he propuesto seguir sus estilosos pasos en Twitter para desentrañar en qué acaban los devaneos empresariales de estos tres chicos (Andrés, Ferrán y Alex) en los dominios de la “espardenya”.

La marca en concreto es oriunda de Barcelona, donde empezó a fraguar su imperio alpargatero allá por 2008. Sus diseños tiran de rayas marineras, patrióticas banderas de los Estados Unidos o el Reino Unido, dibujos de plumas de indio, impresiones de animal (animal print) y cien locuras más con mucha imaginación perpetradas en estas alpargatas fabricadas con mucho mimo.

Desde luego, una vez embutidos los pies en uno de estos preciosos pares podremos afrontar tanto un día urbanita, como perdernos bajo un sol playero o montañero (siempre que la ruta no sea muy exigente y escarpada como un Ochomil).

No solo alpargatas dispone de colecciones tanto dirigidas al hombre como a la mujer. Nadie se escapa de pisar con gracejo alpargatero, pues ellos han diseñado una buena recámara de opci0nes modernas y originales. Pero la marca no solo se distingue por diseñar una espardenya fuera de lo común, sino que a sus modelos los avala la excelencia de materiales usados, pues en su confección se emplean materiales nobles y se ensamblan de manera artesanal.

manoletina alpargatas nosoloalpargatas

Manoletina con estampado de plumas de indio. ¿Os he dicho que me las voy a comprar?

Por cierto, vienen con aval de antideslizamientos. ¿Cuántas veces no has derrapado sobre la acera, como un vil coche de Grease, por culpa de las alpargatas? Bueno, los despeñamientos urbanos se subsanan con una suela de yute con protección antideslizante que te pone a salvo de las caídas.

No solo alpargatas no está sola en el mundo, pues a su lado discurre una marca hermana como es GreenBean. Ambas han salido del talento emprendedor de estos tres chicos mencionados anteriormente. De modo que no se pelean y juegan entre sí como buenas hermanas. Así que si una se decanta por el yute, otra lo hace por el caucho. Además de esto, no sé muy bien en qué estriba la diferencia. Alguno de esos mandamases se tendrá que dejar caer por aquí (aunque con sus alpargatas antideslizantes lo veo difícil) para que nos desentrañe el quid diferenciador.

Para las exquisitas, os diré que las ediciones son limitadas por lo que la exclusividad corre de su cuenta. Para las ahorradoras y no amantes de dispendios, que sus alpargatas no exceden de los 60 euros y para las comodonas, que podéis adquirirlas online sin despeinaros demasiado a través de su ecommerce. Por cierto, el envío es gratis!!

ALPARGATA, originales, comprar

Alpargata con estampado muy patriótico (si eres un marine de los EE.UU.)

Alpargata naranja con cordones de la línea GreenBean

Alpargata naranja con cordones de la línea GreenBean

Alpargata modelo Blucher de No solo alpargatas

Alpargata modelo Blucher de No solo alpargatas

Alpargata a rayas de Greenbean modelo unisex

Alpargata a rayas de Greenbean modelo unisex

Permaneced atentos a la página de Facebook de Los zapatos de Dorita pues ampliaremos los modelos.

Nueva colección de primavera 2014 de No solo alpargatas

Nueva colección de primavera 2014 de No solo alpargatas

Estándar
Nuevas colecciones, Zapatos artesanales

Mónica García, efluvios de Goya en tus zapatos

Bailarinas con halos de Julieta de la colección de la diseñadora Mónica García

Bailarinas con halos de Julieta de la colección de la diseñadora Mónica García

Últimamente no dejo de enamorarme. No sé si me he vuelto enamoradiza o es que, simplemente, han despertado al mundo una serie de marcas que se distinguen por su guapura, estilo, originalidad y gracia. Se me ha colapsado el panorama de príncipes azules para los pies y para todas las marcas tengo piropos.

La última en sumarse a este desfile de guapos es la marca que lidera la diseñadora Mónica García. Una oventense afincada en Madrid a quien se le intuye la licenciatura en Historia del Arte y su gusto por Goya en cada uno de los modelos que integran su nueva colección tanto de primavera/verano como la de este otoño al que echamos el cierre.

Esta treintañera, cosecha de 1978 (me aventaja en un año en esto de la vida), pronto se pirró por la moda y allá que se fue a Madrid a empaparse de ella en las aulas del IED (Istituto Europeo di Design). Vale, una vez con los conocimientos precisos, se encaramó al carro del diseño de calzado en 2002 y puso especial énfasis en las bailarinas con las que ha urdido auténticas birguerías dignas de compadrear con Goya si éste se hubiera echado a los zapatos, en vez de a la pintura.

Modelo Delfina de la colección primavera/verano de Mónica García ultimando detalles en el taller...

Modelo Delfina de la colección primavera/verano de Mónica García ultimando detalles en el taller…

Mónica García diversifica su talento en varias ramas y en su taller dispara estilosas balas dirigidas tanto a señoras, niñas, bebés y novias a punto de asaltar el altar (ya sea éste religioso o civil).  Así que se te plagará la boca de “ohlalás” en cuanto atisbes sus sandalias de tacón, sus mimadas bailarinas, sus zapatos de salón o sus originales slippers de cuya originalidad adjuntamos pruebas.

Originales y bonitos slippers de la diseñadora Mónica García

Originales y bonitos slippers de la diseñadora Mónica García

Desde luego, yo me bato en retirada de este blog si no consigo que este enamoramiento que padezco se contagie a mis lectoras. ¿Llega el enamoramiento en masa?

Además, para construir su universo zapatero Mónica García recurre a las flores de encaje, de fieltro, escarapelas, escarcha de purpurina, remates de terciopelo, ramilletes de tul, detalles de Swarovski… En definitiva, tira de su imaginación para ensamblar mundos imposibles para tus pies.

Por cierto, algo de mi Alicante (pues Dorita ya no vive en Kansas) se trasluce en sus diseños, pues las hormas son alicantinas y el calzado infantil se fabrica en Elda siguiendo los diseños de Mónica García.

Bailarina de piel, bautizado como modelo Rosetta, de Mónica García

Bailarina de piel, bautizado como modelo Rosetta, de Mónica García

Bailarinas de la diseñadora Mónica García con detalle de Swarovski

Bailarinas de la diseñadora Mónica García con detalle de Swarovski

Quizás tengáis la suerte de poder arrimaros a una tienda de la firma en la que os podáis avituallar con lo mejor de la marca, pues disponen de puntos de venta en Madrid (Serrano, 25) y en la ciudad natal de la artífice de la marca. Pero si esa no es vuestra tesitura, aprovechaos de la era de internet que, además, es todo un dechado de garantías para el comprador:

-Si no quedas satisfecho, te devuelven el dinero

-Envíos gratis para la península y Baleares

Pues hala, ¡a teclear y a husmear en su tienda online! Eso sí, los garbeos estilosos a bordo de estas monadas artesanales son caros, pero suponen una inversión no solo en moda, sino también en arte.

Parafraseando a un sabio, dejad que los zapatos se acerquen a mí y a ti…

Zapatos de salón de la diseñadora Mónica García

Zapatos de salón de la diseñadora Mónica García

Botines de Mónica García para sentirte como en la cumbre del Empire State

Botines de Mónica García para sentirte como en la cumbre del Empire State

Bailarinas para pequeñas princesas de Mónica García

Bailarinas para pequeñas princesas de Mónica García

¡Busca a Los zapatos de Dorita en Facebook!

Estándar
Diseñadores de raza, Made in Elche, Nuevas colecciones, Paloma Barceló

Paloma Barceló, un chico disfrazado de chica que pisa como nadie

zapatos esparto elche mujer calzado paloma

Adelanto de la colección de primavera/verano 2014 de Paloma Barceló

Por azares del destino, resulta que ha sido una bloguera canadiense como Ann Mailsi la que me ha desbrozado la senda que conduce hasta una marca ilicitana como Paloma Barceló. Y yo aquí, sin saber que a mi vera respiraba un monstruo de la moda zapatera capaz de arrojar al mundo un calzado de lo más original, sofisticado y, por supuesto, artesanales. Todo de un trago y sin alcoholizarte.

Ann Mailsi capitanea un blog canadiense donde se venden los encantos del buen hacer zapatero español. Desde luego, es la mejor contratación que podría hacer la marca España, pues se dedica a urdir en internet la reputación del calzado patrio que aunque de calidad, anda a años luz de la consideración que goza el calzado italiano. Así que ya toca atajar esta injusticia, pero a lo que íbamos.

En las bambalinas de Paloma Barceló no esperéis encontrar a la susodicha dama, pues la firma adoptó el nombre de la primogénita del fundador y de ésta no sabemos ni la edad que tiene en la actualidad o si en un futuro asumirá la dirección de la casa. Aunque barruntamos que todavía está metida en el fregado de hincar los codos y echarse noviete, pues la marca se fundó en 2002. Alguien de por allá nos tendrá que sacar de este lío de edades y cábalas.

Así que la famosa Paloma no es más que don Manuel Barceló Martínez, un ilicitano perteneciente, como suele pasar por la zona, a una estirpe zapatera liderada por el patriarca Manolo Barceló que se echó al ruedo zapatero en 1960 con la la compañía COSI-COSI FOOTWEAR S.L. y hala, a torear colecciones…

A mí, como a mi compañera allende los mares y con la que próximamente empezarán las colaboraciones, me tiene enamoriscada su colección y vago de sorpresa en sorpresa porque no sabía que semejantes osadías zapateras pudieran ser factibles: tacones “desestructurados” (como las creaciones de Ferrán Adriá), altura y mucha altura, además de una apuesta por adueñarse de Europa. En este sentido, la marca ha erigido su cuartel general “marketingniano” y de comunicación en Milán, desde donde rumia su estrategia de expansión.

Ya la podéis encontrar en disparidad de países como Rusia, Australia, EE.UU. o los Emiratos Árabes.

Pero ¡cómo lo ha hecho para que el edificio no se le venga abajo!

Lo dicho: no sé cómo me ha podido pasar inadvertido semejante bellezón. En fin, yo ya le he tirado los trastos a la marca y vosotras ya podéis ir cebando al cerdito porque la marca es cara, pero, como se suele decir, justifica cada perra desembolsada.

Por cierto, en nuestro Facebook  siempre ahondamos en las colecciones y ampliamos fotos de los modelos, porque no queremos cebar las entradas demasiado (al cerdito, sí).

También tuiteamos colecciones de armas tomar.

alpargatas señora mujer calzado original

Adelanto de la colección de primavera/verano 2014 de la marca de Elche Paloma Barceló

calzado original mujer verano elche

Adelanto impresionante de su colección de primavera/verano de la marca Paloma Barceló

calzado original elche señora

Adelanto de la colección de primavera/verano de la marca de calzado Paloma Barceló

elche calzado mujer original

Adelanto de la colección de primavera/verano de la marca de calzado de mujer Paloma Barceló

elche, originales, calzado, señora

Adelanto colección de primavera/verano de la marca de calzado Paloma Barceló. Plataformas verdes!!

primavera/verano de la firma de calzado Paloma Barceó

Adelanto de su colección de primavera/verano de la firma de calzado Paloma Barceó

Estándar
Ana Matt zapatos, Made in Elda, Nuevas marcas, Zapatos artesanales

Con los zapatos de Ana Matt, tus pies hablarán con acento inglés

Zapatos  señora elda artesanales

Derbi destalonado de Ana Matt zapatos, ¡y artesanal!

Ana Amat, aunque sus andanzas con la moda zapatera se conocen bajo el alias de Ana Matt, habla con acento inglés a través de sus colecciones de zapatos. Esta eldense, criada en una familia de abolengo zapatero, se inició en el mundo laboral impartiendo clases de inglés y ahora prueba otros derroteros más “in” con sabor a bluchers, colores burdeos y tachuelas, entre otros materiales con ecos anglosajones.

La diseñadora asegura diseñar para princesas modernas que parecen querer echar a volar hacia el castillo de Windsor pues sus colecciones destilan Gran Bretaña por los cuatro costados. No hay más que echar un ojo al nombre de los diseños para atestiguar que Ana Bolena querría un par de ellos para escapar de la Torre de Londres, pues son bonitos, originales y cómodos a rabiar.

Chester, Glasgow o Belfast son algunos de los nombres con los que ha bautizado los modelos que integran su colección de otoño/invierno. Y ahora, para esta primavera/verano que se cierne, Ana Matt se ha vuelto más europea y no solo echa mano del mapa urbano de Inglaterra (con Bristol y la académica Oxford), sino que también añade a su olla de nigromante de los zapatos ciudades como Roma o París.

Sandalias de tacón de Ana Matt shoes que combina blanco, negro y amarillo elda

Sandalias de tacón de Ana Matt shoes que combina blanco, negro y amarillo

Ana Matt, además, es una consentidora de zapatos y los mima hasta el final. De hecho, sus creaciones pueden conseguirse a través de la web sin costes de envío y tras un período de espera de quince días, pues prestad atención, forofas del calzado, sus zapatos se fabrican artesanalmente y cuando reciben el encargo, se ponen a la tarea.  Así que el envío se demora algo más de dos semanas porque… lo están fabricando para ti!!

Menuda gozada contemplar esos zapatos sabiendo que han venido al mundo porque tú te has encaprichado de ellos y que han sido hechos ex profeso para ti. ¿Cuántos pares disponen en tu alacena zapatera que pueden decir eso? Ninguno o casi ninguno, no quiero ponerme drástica pues después me reclaman las marcas.

Dada la juventud de la marca, no encontraremos mucho rastro de ella en la web y supongo que en las tiendas todavía le queda prodigarse. Pero seguro que dentro de nada la veremos arrinconando a las marcas más prestigiosas del momento y arrumbándolas a una segunda línea de escaparate. La “primera línea de playa” belongs to her…

Además, entona toda una oda a la comodidad y a la originalidad. Si os gusta socializaros al modo 2.0 y pescar algún sorteo jugoso, podéis ubicar a Ana Matt en Facebook.

zapatos señora elda artesanales

Modelo Bristol con tachas y piel negra de la diseñadora Ana Matt

zapatos señora artesanales elda

Zapatos modelo Dublín con piel de leopardo de la talentuda diseñadora Ana Matt

Y un poquito de su colección de invierno para que veáis con qué estilazo se defiende la diseñadora de los fríos:

zapatos señora elda artesanales originales

¿Te los pondrías en verano? Pues no, esta belleza pertenece al otoño

zapatos señora calzado originales elda artesanal

¿Has visto el fleco de piel con grabación de serpiente de estos zapatos? A mí originalidad

 

Por cierto, ¿sigues ya a Los zapatos de Dorita en Facebook?

Estándar
Munich, Zapatillas Adidas, Zapatillas Gola, Zapatos de juventud y mágicos

Esos zapatos con los que te zapateas el mundo cuando tienes veintitantos

converse

Ilustración de Josep Segarra

Hoy en el blog vamos a hacer un pequeño quiebro a la doctrina imperante. Sí, esa de hablar de marcas y más marcas de zapatos y desgranar de cabo a rabo sus colecciones.

Así, hoy toca ponernos nostálgicas, agregar un tanto de literatura al asunto, pero eso sí; sin perder de vista el horizonte zapatero. Sí, porque todas tenemos unos zapatos de suela vapuleada con los que hemos hecho nuestro el mundo.

En este caso, nos detendremos en los zapatos de veinteañera gallega que en los 00 fondeó en Madrid para hacer una tesis sobre cine y que, de paso, se recorrió todos los antros culturales y con efervescencia literaria de la capital de España. Esa es María López Villarquide, la autora del texto que ahora sigue y que nos ha prestado generosamente para deleite de esta bitácora… Conocí a María en una residencia madrileña, cuando ambas perseguíamos sueños que no sé si logramos cazar o siguen erizándose en el aire sacándonos la lengua burlonamente. Seguro que más de una siente que el corazón le brinca al rememorar esos zapateos con los que se ha callejeado el mundo que le ha tocado vivir. Aquí os la dejo. Espero que don Google no considere esto un copia y pega de esos que te mandan a la Siberia de los buscadores.

Las zapatillas de mi vida, de María López Villarquide y con ilustraciones de la autora.

Podéis seguir todos sus escritos en su blog: La mano que escribe con pluma.

Sucede con las cosas de las cuales disfrutamos en nuestros años de juventud, que son exageradamente especiales, siempre, para que podamos recordarlas año tras año, para que no las olvidemos y saltemos a otro asunto más actual, borrando el pasado y perdiendo ese carácter singular de nuestros bienes más preciados de entonces.
Lo que tuvimos y disfrutamos es y será siempre bien recordado. A mí me pasa con las zapatillas.
Por falta de espacio, tuve que ir deshaciéndome poco a poco de todas las que en su día fueron “las mejores” para mí. Con cada cambio de residencia, me iba desprendiendo de un par y de otro, hasta quedarme sólo con las que realmente usaba en ese momento, pero es cierto que no olvido: nunca olvidaré lo que significaron todas durante el tiempo que las estuve calzando.
 Las primeras que me hicieron ver el suelo de otra forma fueron las “ADIDAS Superstar” del 2001. Fui feliz como nunca antes lo había sido, la vez que pregunté por ellas en una concurrida tienda de la calle Fuencarral de Madrid y dieron con mi número.
Imagen
No me podía creer toda aquella comodidad y belleza en un par de zapatillas. La combinación básica del blanco y el negro, montada sobre una suela de resistencia inimaginable al desgaste contra el asfalto. Y yo con pantalones estrechos y con bermudas, moviéndome por Madrid con ellas, sin necesidad de atarles los cordones, sin preocuparme por la lluvia, la nieve o el calor de agosto. Mi primer par de zapatillas con identidad propia a los 21 años.
Sin embargo, de tanta felicidad y tanta sorpresa que abarqué, con la misma emoción me iba desinflando: pasado el año de prueba, todos los entusiasmos se achicaron y se convirtieron en algo parecido a un globo roto, abandonado en suelo después de una fiesta. Ahora me gustaba el color, la piel vuelta, la puntera plana y cuadrada y la suela de caucho “nature”. Así comencé a sentir que mis pies se reconocían dentro de unas zapatillas nuevas.
 GOLA, la marca que vino del Reino Unido en el año 1905 y que se posaba con desdén en los escaparates de la calle Hortaleza en el año 2003 para que yo la viera y la deseara. Este par de “women’s trainers” color frambuesa/menta, tonteaban conmigo desde el otro lado del cristal cada día que volvía a mi casa desde la Facultad. Eran lo más parecido a todo lo que por entonces necesitaba llevar en los pies: ya no quería el negro ni quería el blanco, ahora pensaba en un mundo más colorido y bohemio. Opté por cambiar mis pantalones estrechos por la amplitud de los cruelmente denominados “boyfriend jeans”, y mis ADIDAS por unas GOLA.
ImagenMucho más flexible era todo por entonces. La suela de este calzado seguía mis carreras para tomar el metro y se sentaba conmigo en la Plaza del 2 de Mayo para beber cerveza y reír a carcajadas. Mientras, en la parte baja de mi armario, las ADIDAS me esperaban porque sabían que no las había borrado de mi cabeza.
 Yo volví a usarlas muchas veces, pero ya no eran “mis preferidas” y no les quedó otro remedio que aceptar mi decisión. Pronto las cosas volverían a cambiar.Con la llegada de la estabilidad profesional (tiempos de bonanza los de entonces) afiné mis exigencias a la hora de comprar calzado, porque ahora me dedicaba a venderlo y la perspectiva era otra, bien distinta.Pocas veces salía yo de casa sin otra cosa en los pies que un par de zapatitos de los que tenía que limpiar, colocar, mostrar, vender y cobrar durante seis horas y cuarenta y cinto minutos de mi jornada. Llegué a amar aquellos diseños, a creerme hasta el tuétano cada uno de los puntos y comas de sus catálogos de temporada; soñaba con el poliuretano termoplástico y las aleaciones de etileno, vinilo y acetato, con los sprays impermeabilizantes, con las plantillas de fibra de coco… qué riqueza de materiales y qué bien que lo pasaba yo entre las cajas de cartón y los papeles tisú. Pisaba con garbo y con hormas anchas y no veía la necesidad de cambiar a nada mejor, hasta que fui contagiada por el virus de las “All-Star”.
ImagenCaí enferma de la adicción al caucho vulcanizado como única suela aceptable para vivir andando, de la lona y de los cordones infinitos. A día de hoy aun me pregunto cómo fue posible semejante desliz, rodeada como estaba de la mejores exquisiteces zapateras ¿cómo se contagia uno de esa fiebre? y puesto que las secuelas persisten de por vida ¿existe algún modo de prevenirla?
Tal vez haya uno: la curiosidad.
Imagen
Curiosa perdida, fui a encontrarme con las MUNICH Barcelona de alguien en algún sitio y me gustaron. La superposición de estampados y los tejidos llamativos me convencieron de algo nuevo y que hasta entonces desconocía: lo diferente es muy curioso de conocer y sólo es cuestión de tiempo aprender a disfrutarlo. Cuando lo aprehendes, ya es tuyo para siempre y entonces es cuando comienzas a valorarlo. Llevo tres años pegada a este par de exóticas deportivas y no puedo (ni quiero) separarme de ellas, vaya a donde me toque ir.Todas las que fueron antes, ya no están conmigo pero me acuerdo de ellas, las siento en la parte de abajo del armario de mis memoria y allí se van a quedar para siempre.
Estándar
Las Bailarinas Shoes, Made in Elda

Con todos ustedes Las Bailarinas Shoes, para las Carla Bruni españolas y foráneas

Blucher de rafia con cordones fabricados en Elda

Blucher de rafia con cordones fabricados en Elda

Puede que a muchas os guste ir planas y “destaconizadas”. Seguro que hay muchas que se inscriben en este sector de comodonas, pero a las que les gusta agasajar a sus pies con unos zapatos que desprendan estilo y personalidad en cada paso.

De hecho, en Elda hay una marca de calzado emperrada en surtir de bailarinas a las Carla Bruni españolas. Sí, porque esta diva de la canción y comparsa de un mandatario francés, como el presidente de la república vecina, siempre andaba embutida en unas bailarinas por eso de no desmerecer con su altura a un cónyuge un tanto chaparro y, también, porque le chiflaba este tipo calzado.

Por lo tanto, en Elda, esa ciudad que rezuma zapatos por todos los poros de su piel, se afinca una marca con un nombre inequívoco: Las Bailarinas Shoes. Y, desde luego, un paseo por su puesto online nos deja claro que sus artífices podrían gritar perfectamente eso de “A la rica bailarina” pues las cocinan de mil maneras distintas: rafia, trenzadas, con charol, metalizadas, con brillantina (glitter), con impresiones de animal (animal print, pero yo castellanizo porque soy una forofa del idioma que viste y calza mis conversaciones)… También las versionan en ante y napa para atender a las de gusto más clasicón. Su repertorio también ofrece zapatos modelo blucher, una suerte de calzado tipo Oxford de cordones  que les han quedado muy divertidos y originales.

Bailarinas con animal print de avestruz verde fabricadas en Elda

Bailarinas con animal print de avestruz verde fabricadas en Elda

A Dorita le pirran las de rafia y trenzados, pues nos parecen que son la vanguardia de la moda zapatera. De hecho, el zoológico en los pies nos parece ya algo machacón y reiterativo. Sin embargo, Las Bailarinas Shoes guardan un As en la recámara de sus argumentos diseñadores y es que no han tirado por los pellejos de siempre (leopardo, cocodrilo, cebra…), sino que nos brindan plumas de avestruz, caparazón de tortuga, jirafas o ponys, entre otros curiosos revestimientos.

Algunas apuntarán que la rafia y el trenzado son para el verano y otras se sumarán a mi club. Welcome a estas últimas y “nos vemos en septiembre” a las primeras.

Pero volviendo a esta marca en particular, parece que lleva poco tiempo constituida como firma de calzado, pero sus fundadores pertenecen a una larga estirpe zapatera. Por cierto, la marca se vanagloria de ofrecer un calzado artesanal, fabricado con materiales de primera calidad y en la misma villa eldense. Nada de periplos a la China a rematar el producto y volver el negocio redondo. Mejor no me adentro en este percal.

Por cierto, he conocido a la protagonista de este post tras haberse convertido en seguidora tuitera de Dorita y me ha sorprendido su repertorio y esa chispa en sus diseños. Ya se ve que “followear” (mis excusas al castellano) a Dorita tiene premio.

Aquí os agasajo con sus modelos. Permaneced atentos que su colección de verano acecha y la tendremos pululando por aquí:

Bailarinas trenzadas fabricadas en Elda

Bailarinas trenzadas fabricadas en Elda

Blucher con cordones de rafia natural fabricadas en Elda

Blucher de rafia natural fabricadas en Elda

Bailarinas de brillantina (Glitter) con reminiscencias de los mágicos zapatos de Dorita

Bailarinas de brillantina (Glitter) con reminiscencias de los mágicos zapatos de Dorita

Bailarinas con un original animal print de avestruz verde fabricadas en Elda

Bailarinas con un original animal print de avestruz verde fabricadas en Elda

Bailarinas de rafia natural de Elda

Bailarinas de rafia natural de Elda

Estándar